El GRAN ORIENTE DE FRANCIA: “UN HOMENAJE A NUESTRAS RAÍCES”

Rep:. Logia Conde Saint Germain Nº 8

El GRAN ORIENTE DE FRANCIA: “UN HOMENAJE A NUESTRAS RAÍCES”

“Si no piensas como yo, hermano mío, lejos de ofenderme me enriqueces”.

(Antoine Saint-Exupery)

Introducción

Queridos Hermanos: Habiendo tenido recientemente  la oportunidad de visitar la sede del Gran Oriente Francés, junto con impresionarnos de su estructura y alcances en la sociedad francesa, nos preguntamos también respecto a su presencia e influencias en nuestra propia sociedad y en particular de nuestra Gran Logia Mixta de Chile.

Nuestro  entusiasmo al comentar aquello, así como el  compartir algunas imágenes, sin duda contribuyó a despertar también el interés de varios Hermanos de nuestra logia, quienes nos instaron a realizar un trabajo sobre esta antigua institución.

Un Gran desafío nos fue planteado entonces, describir en un breve resumen  la grandeza  de una potencia,  que pronto cumplirá tres siglos de existencia efectiva.  Más allá del atractivo que puede constituir, lo extraño, lo lejano, y paradojalmente Universal de la Masonería en ese  territorio, tenemos que reconocer que conocemos muy sucintamente la espesura de la urdiembre de significaciones que constituyen el imaginario social, este imaginario, según Castoriadis,  se hace de texto y logos, estableciendo cuáles serán las áreas que quedarán iluminadas, cuales en penumbra y cuales quedarán  impensadas”. Es en este sentido que se piensa abordar el tema, desde el punto de vista de la historia, de sus principios, desarrollo contradictorio y de sus aportes, con sus luces, sombras y páramos.

Desarrollo

La  curiosidad intelectual y el deseo de perfeccionarnos como masones y masonas es  constante,  por ello recurrimos a toda fuente de información que esté a nuestro  alcance, formando así un habitus,  un requisito sine qua non de nuestro quehacer y experiencia.   En este caso particular, pensamos que  esta inquietud  se relaciona íntimamente con nuestra propia existencia como Gran Logia Mixta de Chile y en particular  con nuestra querida Logia Osiris N° 6, que como su número lo indica, fue la sexta logia en antigüedad y la segunda en Valparaíso en constituirse bajo ese alero libertario e innovador.

                                                                                                                                                   Nuestro origen logial en este lado del mundo fue posible en gran parte, por su particular lectura del mundo, de la sociedad en que se desarrollaban y de su capacidad de liberarse de prejuicios y limitantes. Una lectura propia, moderna en acuerdo con el siglo,  esa lectura  de hombres libres se tradujo en decisión y acción:  decisión en cuanto a buscar nuevas respuestas, a las mismas preguntas, o más bien limpiar de dogmatismos el campo de partida, y acción en cuanto a la férrea voluntad de  formar una nueva organización masónica   que tuviese  bases mucho más amplias que las trazadas por la Gran Logia Unida de Inglaterra. 

En aquella época, siglo XVIII, para nosotros, desde tan lejos y aun bajo el yugo español, entender el contexto en que se produce este gran choque, de forma y de fondo que sacude Europa y el mundo masónico, no era cosa posible.  El mundo masónico europeo en ese entonces, es atravesado por los intereses políticos  económicos del momento y se expresa geopolíticamente, en cuatro grandes concepciones obedienciales: La inglesa , la germánica, la francesa y la prusiana.

Sin embargo, ninguno de esos conceptos pudo imponerse al otro, a pesar de la utopía ecuménica de la masonería , los discursos universalistas  y cosmopolitas fracasaron , el siglo XVIII, cada vez más polimorfo, tal vez como una necesidad de respuestas más localizadas, se nacionaliza progresiva e ineluctablemente.

La noción “de regularidad”, impuesta por las obediencias Anglosajonas, que se agrupan alrededor de la Gran Logia Unida de Inglaterra, es  cuestionada en el siglo XVIII, ya que el concepto inicial, que la sustenta, sólo pretendía  el buen funcionamiento de las logias, en el sentido de incitarlas a tomar su patente, para distinguirlas de las que se habían  constituido de manera “salvaje“, vale decir, lograr un mejor y más confiable orden administrativo.

Sin embargo su aplicación se transforma en ideológica, cuando al plantear inquietudes de fondo por parte de algunas logias, se responde afirmando que toda  obediencia que no respete lo establecido y  su forma de proceder queda en   condición de “irregular”,más aun si se autoproclama “liberal”, algunos autores piensan que esa formalidad está  bien lejos del espíritu de Anderson.

Esta formalidad, transformada en “principio”, es el polvorín que desata las pasiones contenidas de algunos ingleses y sobretodo en los franceses que consideran éste un hecho no transable y amparándose en el espíritu Andersoniano y en antiguos landsmarks se proclaman “Logia Liberal, con absoluta libertad de conciencia”. Su originalidad se ancla en tres puntos principales: su absoluto rechazo de exigir creencia alguna sobre todo en un Dios, su adhesión irrestricta a la laicidad y su compromiso con los valores sociales y republicanos.

Para ilustrar lo anterior, presentamos este extracto que define a nuestro entender extraordinariamente bien lo sucedido: “La posición teísta de la Gran Logia Unida de Inglaterra y su afán de asumir la conducción de la francmasonería universal bajo sus propios términos, excluyentes y dogmáticos, fue el detonante que dio el impulso necesario a los Gran Oriente de Francia y Bélgica para dar el paso definitivo de convocar a la creación de este nuevo referente.”

Un reflejo de esta lucha de obediencias contrastadas con sus realidades y tradiciones nacionales, permitió el nacimiento auspicioso en Francia de la Gran Logia Francesa y luego producto de una escisión del Gran Oriente de Francia, este último se desarrolló con fuerza y llegó a convertirse en la principal expresión de la masonería francesa.

La Francmasonería nace en Francia con la creación, en 1725, de la logia parisina Saint-Thomas  au Louis d´Argent, taller que agrupó a exiliados jacobitas ingleses que concordaban con la libertad de escoger sus creencias religiosas o su no creencia. 

Se instituye logia liberal en el siglo XVIII, con libertad absoluta de conciencia, que recoge lo propio, el reflejo de su desarrollo, de sus contradicciones, de sus luchas sociales como nación y como individuos.

Las Logias francesas del siglo de las luces, fueron espacios privilegiados para materializar este gran cambio de mentalidades. Podríamos decir que allí reside su gran aporte, en desmitificar, renovar e incorporar todo aquel que comparta sus valores.

Incluso “La invocación al Gran Arquitecto del Universo” pasa a ser facultativa en las logias

El duque de Montmorency-Luxembourg, reorganizó en profundidad la Orden en 1773. Bajo la Gran Maestría de Louis-Philippe-Joseph de Orleans (Felipe Igualdad), se convirtió en Gran Oriente de Francia. Por otra parte se produce también y por una amplia fusión de la primera Gran Logia Nacional con la Madre Logia Escocesa.

Primera medida notable: contrariamente a los usos vigentes en la época, el cargo de Venerable Maestro de la Logia (presidente) no es ya vitalicio ni hereditariamente transmisible como lo eran los cargos en el Antiguo Régimen, sino obtenido mediante elección democrática. ¡Nació el Gran Oriente! Se dotó de un órgano legislativo democrático (la palabra, asombrosa para la época, es de Montmorency-Luxembourg)

El Gran Oriente de Francia funciona con un modelo democrático. Sus logias son soberanas. Las diferentes funciones (Gran Maestro, Consejeros de la Orden, Presidentes de las logias…) son todas electivas y se enmarcan en el plano del cúmulo, la renovación y la duración. Las logias están representadas en la Asamblea General (llamada “Convent”) según el principio “una logia, un voto”.

El gran Oriente de Francia se convierte  con el tiempo en la más importante obediencia de la rama francmasona.

Sin embargo su desarrollo no es lineal, conoce de altos y bajos, sus orígenes particulares se enraízan en la Gran Logia de Francia, su madre, sin embargo muy rápidamente se escinden, formando un grupo muy minoritario, pero su dinamismo, su capacidad de entender el siglo y de incorporar a las nacientes capas medias, permite un rápido y sólido desarrollo, el que tropieza a menudo con el peso de los ritos, que se conformaban en aquella época.  Sólo en el último cuarto del siglo XVIII, nacieron los tres ritos que conformaron la trama subyacente de masonería francesa hasta hoy, el Rito Francés, El rito Escocés rectificado, y el rito Escocés antiguo y aceptado

Una hipótesis que explicaría el gran desarrollo de la francmasonería y en particular del   G.O.D.F, se relaciona con la presencia y participación de ellos en todas las luchas sociales y políticas del país, en el marco de la razón y de sus  valores masónicos; a título de  ejemplo, durante la III república y comprometidos con las luchas políticas, se impulsan numerosas obras, como « La Liga de los Derechos del Hombre », La organización de Mutuales de Ayuda social y sanitaria, Cooperativas Obreras, Universidades Populares, enseñanza pública, laica y obligatoria, y una incesante lucha por separar la iglesia del estado. También producto de su accionar se instaura el divorcio, y la ley de libertad de funerales y cremación. Es así como al identificarse con la sociedad en que están insertos El G.O.D.F., se convierte a pesar de no proponérselo específicamente en una fuerza política enraizada en la izquierda, aunque en su interior  se afronten  socialistas , radicales, moderados e incluso anarquistas.

A pesar de la escisión inicial con La Gran Logia de Francia, la mayoría de los autores coinciden en que muy poco o nada los separa en cuanto a valores, formas de reclutamiento y  compromiso con las luchas sociales, solo la práctica preferencial del rito puede distinguirlos el G.O.D.F, practica el rito francés y G.L.D.F, el rito Escocés . Ambas sufrieron los mismos ataques y las mismas persecuciones en el curso de la historia, en la época  el gobierno de Vichy (Gobierno autoritario pro nazi) de  y los ocupantes (nazis) fueron reprimieron terriblemente, a pesar de ello fueron parte del Consejo General de la Resistencia y de la Liga Internacional contra el antisemitismo, por lo que se ganaron un lugar de legitimidad y respeto en la nación.

Esto nos explica que, frente a determinados hechos  contingentes, expresan una posición política clara, aunque no partidaria. Sin embargo observamos una sola   limitante en el G.O.D.F al librepensamiento y es que está absolutamente prohibido, el acceso o la continuidad de permanencia, a todo aquel que sea partidario o milite  en el Frente Nacional (partido de extrema derecha), y o a grupos que practiquen la discriminación, el odio racial o a movimientos sectarios que aspiren a la destrucción a la alienación del ser humano.

El G.O.D.F reconoce hoy en día  la mayoría de las obediencias, sean esta masculinas o femeninas, que practiquen el rito francés, u otros siempre y cuando compartan con el, valores  de LIBERTAD,  IGUALDAD y FRATERNIDAD  comprometiéndose a defender los ideales laicos y las instituciones republicanas.

Reconoce la calidad masónica de la Iniciación Femeninas y se compromete a defender el ideal laico de las instituciones republicanas .Las primeras noticias que se tienen sobre la entrada de las mujeres a las Logias es en 1744, cuando el Gran Oriente de Francia creó un nuevo Rito, llamado de Adopción o “Masonería de Damas”,

Sin embargo esta ultima calidad de Mujeres Iniciadas, solo se adopto oficialmente en 1921.

Una de las logias de L.G.L.F., inicia a  Marie Desraimes en 1893, como esta obedece a la Gran Logia Unida de Inglaterra, pronto llega la prohibición. Este desaire traería como consecuencia  positiva, la creación de la Logia LE DROIT HUMAIN, primera Logia Mixta en el Mundo.

Esto hizo posible que a comienzos del siglo XX, se  concediese la carta patente  para que se formara bajo su alero, La gran Logia Mixta de Chile.

CONCLUSION

Un gran y nuevo desafío nos fue solicitado,  a pesar de lo arduo del tema, del limitado espacio para su exposición, de nuestras propias limitaciones para trasmitir adecuadamente lo investigado, podemos afirmar que hemos aprendido mucho de ello, y que aun nos faltan muchas sutilezas y profundidades que aprehender, sin embargo pensamos que el valor del aporte del G.O.D.F., desde su nacimiento, desarrollo y perspectivas es innegable de por su  diversidad, amplitud, presencia y permanencia en Francia, y de su irradiación en el mundo, en particular en nuestra G.L.M.D.Ch, sin el aporte libertario, laico y no discriminador de los fundadores de la potencia Francesa, tal vez  jamás hubiésemos  visto la luz, hace 83 años ni trabajaríamos en conjunto y armonía hombres y mujeres .

Heredamos, un rito influenciado por los principios del GODF, heredamos los ideales libertarios y laicos, el libre pensamiento, sin embargo, puede ser válido interrogarse si estos ideales los vivenciamos con la misma fuerza con la misma apertura para enfrentar y posicionarnos frente  los cambios en nuestra sociedad. Los Francmasones del Gran Oriente de Francia ratifican el vínculo íntimo de la divisa republicana LIBERTAD – IGUALDAD – FRATERNIDAD con la identidad masónica.       

Libertad en la más amplia acepción, es decir la lucha constante por alcanzar la plenitud espiritual, ser consciente, del deber de perfeccionarme cada día por liberar mi espíritu de prejuicios, egoísmos, auto centrismo, arranques discriminatorios. Pensamos que este alto valor, no solo debe hacerse carne en el plano interno, sino también en los sociedad en que estamos insertos, Michel Foucault nos dice al respecto.  “Uno de  los sentidos de la existencia humana, la fuente de su libertad, es no aceptar nunca nada como definitivo, intocable, obvio o inmóvil .No se debería aceptar que ningún aspecto de la realidad se convierta en ley definitiva y antihumana para nosotros”.

Igualdad, principio grabado a fuego en nosotros, ningún masón o masona que se precie de tal, se le ocurriría cuestionar aquello, sin embargo nuestra percepción es que ello no siempre se refleja o se ha reflejado en el tiempo, en nuestros compromisos republicanos y democráticos, A nuestro juicio es un deber mantenerse alerta y vigilante, el progreso de la humanidad es una tarea permanente, y este no puede darse sino en una estructura que respete ese valor.

Fraternidad, nos consideramos HERMANOS, pero, sólo en el templo? o, somos hermanos también de todo aquel que no conoce o no pudo conocer el templo?, basta con apoyar a los hermanos en dificultad puntualmente?, basta con la “beneficencia”, concepto tan “antiguo”, es decir aportar un “diezmo” a quienes nosotros determinamos que lo necesitan una vez al año? tal vez habría que revisar y / o reorientar el concepto de fraternidad? frente a una economía tan  desigual construir nuevas solidaridades, parece un desafío a relevar ,un ejemplo cercano la sociedad y su pirámide etérea ha cambiado mucho, somos “viejos”, y que hacemos frente a ello? no quiero responder, sólo deseo dejar planteadas estas interrogantes.

He querido para finalizar, dar a conocer a ustedes,  mis  queridos hermanos, las últimas declaraciones, del G.D.O.F. en relación a sus compromisos como defensores del ideal republicano y ante la contingencia actual:

Democracia

El Gran Oriente de Francia, históricamente ligado a los principios de la democracia representativa y de la República, considera que no deben ser desviados de su sentido por nadie, trátese de personas o de grupos.

Laicismo

El Gran Oriente de Francia concede una importancia fundamental al Laicismo, apostando decididamente por la ley de separación entre Iglesia y Estado.

Respetando las creencias de cada uno, condena toda injerencia religiosa en la dirección de los asuntos del Estado, sea por parte de las autoridades religiosas o de los representantes del Estado.

Pretendemos recordar sobre todo que la revisión de las leyes de bioética, así como los textos que reivindicamos sobre el derecho a morir dignamente, deben llevarse a cabo respetando este principio de laicismo.

Solidaridad social

En el terreno social y humano, las dramáticas consecuencias de la crisis financiera para la vida económica nos impulsan a construir nuevas solidaridades. El Gran Oriente de Francia estará atento a esto y hará todo lo que le corresponda.

Del mismo modo, reivindica el apoyo a un sistema de solidaridad definida por el Estado, excluyendo el recurso a la seguridad privada, y la ayuda a la autonomía definida por la ayuda a la dependencia.

Ciudadanía

La ciudadanía se nutre de los valores de Libertad, Igualdad y Fraternidad.

El Gran Oriente de Francia preconiza la ética, el civismo, la responsabilidad y la solidaridad. Recuerda sus compromisos fundamentales con el respeto a los otros, la tolerancia mutua y la libertad de conciencia, que constituyen las claves del “vivir juntos”.

Medioambiente

El medioambiente es el bien común de la humanidad. El ser humano es su componente y su mayor actor. Le corresponde, mediante su reflexión y su acción, preservarlo y transmitirlo a las generaciones futuras. Hay que pensar otros estilos de vida que permitan respetar la naturaleza.

Dignidad humana

El Gran Oriente de Francia recuerda que el Estado democrático tiene el deber constitucional de permitir al ciudadano alimentarse, alojarse, cuidarse. “La primera ley social es, pues, aquella que garantiza medios de vida para todos”.

Derechos humanos

Tal como fueron definidos por la Declaración Universal de los Derechos del Hombre en diciembre de 1948, son consustanciales a la democracia. El Gran Oriente de Francia considera que constituyen el presente y el futuro de la humanidad.

Es mi palabra.

Trabajo  de aniversario de la Respetable Logia “Osiris Nº 6”  Presentado el 22 de Octubre de 2016,

Por la Q.:H.: P. L. C. M.:M.:

Bibliografía

Chroniques d’histoire maçonnique

La formation du Grand Orient de France en 1773

2014, N° 74. Revue publiée par l’Institut D’Etudes et de Recherches Maçonniques / 80 pages / 10 € / ISSN : 0018-736

LA MASONERÍA MIXTA. Extracto de: María José Lacalzada de Mateo, El cimiento mixto en   Masonería, El derecho humano en España (1893-1963), Zaragoza, 2007, pp. 16-97.  

Gran Oriente de Francia Wikipedia

Masonas, Historia de la Masonería Femenina, Yolanda Alba, ed. Almuzara 2014.

Tags: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *