CAMINO DE UN MASÓN

Rep:. Logia Conde Saint Germain Nº 8

CAMINO DE UN MASÓN

La Masonería es una institución distinta a las que conocemos en nuestra vida común. Posee características propias que la distinguen del resto de otras organizaciones y que le dan un carácter peculiar.

Generalmente los hombres se agrupan en sociedades por identidad de objetivos, por ideas comunes o por intereses compartidos. Ninguno de estos motivos se encuentra presente en los principios y fundamentos de la Orden Masónica. Ella reúne a individuos de distintas religiones, diferentes ideas políticas, desiguales niveles culturales, intelectuales, sociales y económicos.  Es  decir, distintas formas de pensar y de vivir. A todos ellos los une la común idea de Igualdad, Libertad y Fraternidad que cada uno debe aprender, asimilar y desarrollar empleando los métodos que la institución propone.

A la masonería no le interesa la uniformidad de pensamiento de sus miembros; su objetivo es generar hombres libres, dignos, responsables, fraternos, solidarios, justos, puros y limpios en sus ideales. Que cada uno desarrolle su propio carácter, tenga su propia opinión sustentada en el conocimiento, y pueda llegar a la verdad teniendo como apoyo la razón.

La masonería es una escuela iniciática, filosófica, ecléctica y constructiva, un camino individual hacia la búsqueda de la verdad y de progreso para cada  individuo, para la sociedad  y para toda la humanidad. Está formada por seres humanos libres, que trabajan por su perfeccionamiento espiritual, no es una secta ni es un partido político y estima que las concepciones metafísicas son del dominio exclusivo de la consciencia.  La masonería no es una religión, pero trabajamos en un templo físico, donde llevamos a cabo nuestros rituales, para fabricar un templo simbólico, que es el templo de nuestra personalidad

En este principio de siglo, los problemas estremecen la consciencia de los hombres y mujeres libres, las economías están en crisis y los problemas sociales y ecológicos amenazan con extender sus perfiles destructores, mientras los hombres y mujeres buscan desesperadamente la felicidad y el bienestar que no llega.

Cuando la sociedad ve esta confusión, cuando los grupos religiosos se enfrentan despiadadamente y cuando las angustias del hombre y la mujer crecen sin ser atendidas, la masonería es o debe de ser, una esperanza, un sitio de reflexión y un lugar de encuentro para los hombres y mujeres de buena voluntad, que buscan afanosamente la libertad y la justicia.

DESARROLLO

Por un borroso camino del desierto un hombre de edad indefinida, camina cabizbajo y pensativo. No tiene apuro, su tranco es acompasado y seguro, como el de alguien que sabe hacia dónde se dirige, su semblante trasluce una serenidad que solo se encuentra en aquellos que han viajado por largo tiempo.

Siente pasos presurosos tras él, voltea deteniéndose, y divisa a un hombre joven, quién agitado, corre tras sus huellas hasta darle alcance y  falto de aliento le propone seguir juntos el camino.

De inmediato se establece una conversación muy animada. El menor de ellos pregunta:

  • ¿Por qué ha elegido el camino a través del desierto, habiendo otros más directos y fáciles?, Lo que es yo sólo me encuentro aquí por haber tomado un desvío equivocado y pronto espero volver  a encontrar una salida que me lleve de regreso a la ciudad.
  • He elegido el camino del desierto porque considero que es el territorio de la verdad, el lugar donde se vive de lo esencial, al igual que si viveras en una caverna en las profundidades de la tierra, donde no hay sitio para lo superfluo y  donde se puede vivir sin acumular cosas innecesarias. Acá no es posible el lujo ni la ostentación, lo decisivo es buscar el camino correcto para orientar la vida. Si estás a solas en este silencio, puedes oír el latido de tu propio corazón y no existe mejor lugar para hallarse a uno mismo.
  • Hablas de forma extraña. ¿Acaso eres un ermitaño o perteneces a alguna secta que te obliga a apartarte de la sociedad?
  • Nada más lejos de mi realidad joven amigo, como yo, hay millones más esparcidos por toda la tierra y que siguen el mismo camino y a lo mejor a muchos ya conoces, sin haberte dado cuenta. Yo vivo donde tú vives, tengo profesión, familia, amigos y deberes semejantes a los tuyos, sólo que he elegido un camino paralelo, donde, además de cumplir con todas esas funciones trato de superar mis limitaciones  y desarrollar  tanto mi intelecto como mi espíritu para poder contribuir a que la humanidad en pleno, evolucione positivamente.

•        ¿Pero cómo pretende hacerlo?

  • Luchando para que la  Libertad, la Igualdad y la  Fraternidad imperen en nuestro mundo.

•       ¡Esa sí que es tarea ambiciosa! Necesitaría varias vidas y unas cuantas más, para siquiera acercarme a tan utópica idea. Me resulta curioso, amigo mío, que siendo ya mayor, le interese asuntos que realmente dudo estén a su alcance cambiar, lo que realmente debería importarle es asegurarse su comida, un lecho donde dormir y una vejez tranquila que transcurra lo más placenteramente posible. Lo demás, pienso yo, es preocuparse demasiado.

  • No es tarea difícil, yo ya he recorrido algunos caminos,  y más de una satisfacción y provecho personal he adquirido. Por ejemplo, puede considerar adentrarse en la senda de la política, donde encontrará variadas formas de como gobernar y ordenar la sociedad. Además incorporándose a un partido político que se aproxime a sus ideales, tendrá muchas más posibilidades de alcanzar y ver  los cambios a los que aspira.
  • ¿Por qué cree que ese camino puede ser más apropiado que el que yo sigo?
  • Tomar la senda de la Política, integrándose a una institución organizada, conformada por distintos grupos de personas, llamados partidos políticos que se agrupan en base a un ideario común y que le ofrecen la posibilidad de instaurar ciertas ideas o ideologías.  La política es el arte de gobernar y hacer cumplir las leyes y para preservar el orden establecido, es una actividad humana que dirige la acción del Estado en beneficio de la sociedad y es un proceso orientado ideológicamente hacia la toma de decisiones, para conseguir los objetivos del grupo que representa. Todo gobierno democrático, depende de la política, para poder ejercer autoridad y tomar decisiones en favor de los ciudadanos y los que ejercen la política, son los partidos políticos y sus directivas, ellos dirigen y guían a la sociedad de acuerdo con sus propias ideas y fines, respetan y acatan la autoridad que los dirige y  buscan por medio de la legalidad, ejercer el poder en un país.

¿No cree que participar en este tipo de estructura sería más conveniente para llevar a cabo sus ideales y producir  cambios dentro de la Sociedad?

Desde tiempos pretéritos, el ser humano ha hecho uso de las religiones para encontrar sentido a su existencia y para dar trascendencia y explicación al mundo, el universo y todo lo imaginable. Las religiones dan respuestas a preguntas trascendentales como la creación del universo, el propósito de la vida, la naturaleza humana, la definición de  bien y mal, la moral y respuestas a la vida después de la muerte y acerca del final del hombre y del universo. La mayoría de las religiones están basadas en la fe, es estar convencidos de la realidad de cosas que no vemos pero que aceptamos ya que las doctrinas religiosas dictaminan sus verdades y éstas no admiten cuestionamiento.

En verdad que este es un camino claro y poco complicado, que además le proporcionaría un significado altamente espiritual a su vida, sólo tiene que creer profundamente y con convicción, en una religión que se ajuste a sus ideales y ésta a cambio le provee de todas las respuestas éticas, morales, filosóficas  que pueda tener  y a través de la fe y la oración lograr que se cumplan sus aspiraciones de libertad y justicia.

•       Amigo mío, solo su juventud e inexperiencia  pueden ofrecerme el camino de una religión determinada.

La religión pretende encarnar una verdad eterna y absoluta y es presa de los dogmas. El dogma es el camino fácil para obtener un conocimiento y se asienta sobre generalizaciones. Transitar por ese camino es  aceptar muchas afirmaciones y darlas por ciertas sin ningún escrutinio, repitiéndolas y transmitiéndolas  impunemente. Rechazamos toda afirmación dogmática y todo lo que implique fanatismo ya que esto sólo sirve para dividir a los seres humanos

Nuestro objetivo es la búsqueda de la verdad, la verdad que lleva al perfeccionamiento de la humanidad, verdad fundada en la Libertad y la Tolerancia,  y no la verdad de las religiones, esa verdad definitiva y absoluta, que formula e invoca dogmas. En nuestro camino admitimos a mujeres y hombres de todas las religiones y se respetan las creencias de cada uno y su forma personal de rendir culto a los principios religiosos en los que crea, o declararse agnóstico o no creyente. Como ves, no puede este ser mi camino ya que rechazo los dogmas y cualquier conocimiento al cual se llegue a través de la fe.

•        Veo amigo, que los años le han dado erudición y seguridad para rechazar algunos caminos y que sus principios lo llevan por un camino intrincado, lleno de grandes aspiraciones  universales  y humanistas.  ¿Ha pensado que tal vez la filosofía sea  el camino que podría darle mejor respuesta a sus inquietudes?¨

La Filosofía es la ciencia que se preocupa de responder los grandes interrogantes que desvelan al hombre como por ejemplo el origen del universo o del hombre, el sentido de la vida, entre otros, con el fin de alcanzar la sabiduría y todo esto se logrará a través de la puesta en marcha de un análisis coherente y racional que consistirá en el planteamiento y la respuesta de cuanta cuestión se nos ocurra, por ejemplo, qué es el hombre, qué es el mundo, qué puedo conocer, qué puedo esperar de tal cosa. El objetivo central de la filosofía es la clarificación lógica de los pensamientos  y puede ser definida como el análisis racional del sentido de la existencia humana, tanto individual como colectiva, fundada en la comprensión del ser. El énfasis de la filosofía está en los argumentos racionales y el filósofo es un individuo que busca el saber por el saber mismo, sin un fin pragmático, se mueve por la curiosidad e indaga acerca de los últimos fundamentos de la realidad. Podríamos decir que la filosofía es el amor por el conocimiento”.

•       Esta vez joven amigo me has ofrecido un camino que es de suma importancia para mi forma de pensar y ver la vida, siento una fuerte identificación con las ideas filosóficas, sin embargo mi camino va más allá de buscar respuestas a las grandes interrogantes que preocupan al ser humano y buscar el saber por el saber, por mero amor al conocimiento.

La filosofía me entrega ideas, encauza y fundamenta mis búsquedas de conocimiento, el saber es parte integral de mi búsqueda, comparto con ella el universalismo de las ideas y su análisis racional, y más que nada rescato de la filosofía la ética y la moral. Pero mi meta final va más allá de sólo encontrar respuestas. Para los que siguen mi senda no tiene sentido el transitar si no unes la acción a los ideales que persigues,  si no haces realidad esos propósitos, no tiene sentido filosofar sin aportar con ello a la evolución del ser humano, de la sociedad y de la humanidad en general. El pensar es fácil, joven amigo, actuar de acuerdo a lo pensado, es lo más difícil.

•        Solo me queda un camino más para ofrecerle, un sendero no tan fácil, que requiere estudio, objetividad y constancia, y que ha ayudado al ser humano a través de la búsqueda  del conocimiento. El camino de la Ciencia.

La ciencia es el conocimiento racional, ordenado y mediato de los seres y sus propiedades, por medio de sus causas. Busca explicar la realidad mediante leyes, las cuales posibilitan además predicciones y aplicaciones prácticas tal como la tecnología. La ciencia, es el instrumento por medio del cual el ser humano puede constatar o certificar científicamente cualquier objeto de estudio o fenómeno natural, de una manera exacta utilizando una serie de mecanismos e instrumentos por medio de los cuales se puede obtener resultados certeros, el cual es llamado el método científico. Gracias al desarrollo científico y tecnológico de las últimas décadas hemos sido testigos de sorprendentes y trascendentales  progresos en la vida del ser humano actual y en los más variados campos, tales como la física, la química, la astronomía, la medicina, la biología, informática, telecomunicaciones y muchos más, produciendo profundos cambios y avances para la humanidad y ampliando el horizonte de la actividad humana en general.

  • Ciencia y masonería se complementan y comparten la búsqueda de la verdad a través de la razón, la promoción de la ciencia y la cualidad evolucionista. También comparten las cualidades del método científico que alimenta al ser humano de humildad, paciencia, método, hábitos de pensamiento y confianza en la fuerza de su razonamiento. Sin embargo, la ciencia con todos sus adelantos, también tiene su lado obscuro y preocupante, existe dentro de ella una capacidad ambivalente para simultáneamente hacer la vida más fácil y al mismo tiempo aumenta nuestros medios para ponerle fin a la vida misma.

Sin embargo existe una gran diferencia entre mi camino y el de la ciencia: la ciencia se encuentra intrínsecamente relacionada con la materia, mientras que mí pensar y el de aquellos que siguen mi camino es que el ser humano, está compuesto de materia y espíritu, inseparable el uno del otro. En este camino tenemos la responsabilidad de transmitir la doble naturaleza del hombre –espíritu y materia-, y de la necesidad absoluta que tenemos de restablecer el equilibrio entre ambas naturalezas, si es que  queremos cumplir el proyecto de transformación de la humanidad.

  • Buen hombre, he tratado de ofrecerle varios caminos alternativos, motivado más que nada por el afán de ayudarlo, ya que me aflige ver  la dificultad de su paso y el esfuerzo que debe hacer para continuar por el camino por usted elegido, pero uno a uno los ha usted rechazado en forma lógica y con fundamentos indiscutibles y tengo que admitir que usted me ha impresionado y que en cierta forma no puedo más que admirarlo. Usted es distinto a las personas que he conocido, lo encuentro sincero en  la manera en que expone sus convicciones y la forma en que lo hace, con mesura y tolerancia.

Por favor,  satisfágame en mi curiosidad, como se llama la institución a la que usted alude  y podría decirme ¿quién es usted?

Por supuesto joven, pertenezco a la Orden de la masonería Universal y yo… yo solo soy un humilde aprendiz masón.

CONCLUSIÓN

El Masón es un ser humano libre, que tiene libertad para expresar sus pensamientos utilizando la razón, abierto al conocimiento humano en todas sus expresiones,  no acepta imposiciones que atenten contra sus principios, ni está sujeto a la voluntad de un tercero; no está atado a ningún dogma que oscurezca su inteligencia y pervierta sus sentimientos, y carece de vicios que lo esclavicen. Para ser hombre de buenas costumbres deberá obedecer las leyes del país en que reside, ser tolerante y respetuoso con las ideas políticas y religiosas de sus semejantes, mantener  la seriedad de los conceptos, el decoro de las formas, observar una conducta moral y ética en su vida privada y pública.

El camino masónico comienza con la iniciación, al cruzar el postulante la puerta del templo, pasa del mundo profano a un lugar sagrado.A pesar de lo extraño y desconocido que puede resultar el camino masónico, éste se encuentra abierto a todos los que ingresan a la Hermandad. En este nuevo camino, nos vamos perfeccionando, utilizando como herramienta el lenguaje simbólico, esencial para llegar a nuestra meta. El avance es lento, es paso a paso como se va absorbiendo una nueva metodología de enseñanza, que siempre conlleva la posibilidad que el ser humano, como ente perfectible, pueda ser mejor, de acuerdo a sus capacidades.

Es un camino individual que  el iniciado recorre en solitud, ayudado por las herramientas que le son entregadas y observando, analizando y reflexionando sobre todo aquello que se le presenta. Sin embargo, no basta ingresar en la Masonería para convertirse en un masón, sino que es necesario aprender a ser, a internalizar sus símbolos y desarrollar con ellos una significativa filosofía de vida. Se requiere un compromiso con uno mismo, de modo de transformar todos los aspectos psicológicos a la visión universal que ofrece la Masonería. Es un camino para pocos, debido al grado de dificultad y entrega que conlleva, pues a medida que va evolucionando el espíritu masónico en la persona, aumentan las responsabilidades y se esfuman las apariencias de los derechos.

Es por eso que el ingresar a la Masonería no garantiza el desarrollo de la espiritualidad masónica en cada iniciado. Sólo aquellos que se abran al significado de los símbolos logran traspasar el umbral iniciático. Para el logro de la tarea no basta con conocer al detalle el significado de cada símbolo, conocer significa comprender conscientemente sus significados y ser capaz de poder procesarlos y utilizarlos prácticamente en todos los niveles de su vida. Solamente cuando el masón utiliza el conocimiento masónico, adquirido teóricamente, y lo aplica, se logra la consolidación del espíritu masónico a través de una actividad perfectiva. La espiritualidad masónica es  una actitud ante la vida, determinada por una moral humanista, una ética ilustrada, y una libertad de conciencia que nos hace responsable de nuestra perfectibilidad.

A muy poco andar en el camino de la masonería nos damos cuenta que nuestro destino nos llama a iniciar un nuevo comienzo, y a comprometernos con una promesa de renovación a través de nuestro compromiso de adoptar y promover los valores y objetivos que sustenta  la masonería. El andar por este camino requiere de nosotros un cambio de mentalidad, de corazón y la aceptación de una responsabilidad con nosotros mismos y con la humanidad

El camino  de un verdadero masón es siempre hacia delante, por muy escarpada o dificultosa que se vuelva la senda, la convicción de sus principios basados en su moral lo empujan a continuar el camino trazado. La vida a menudo conduce a tensiones entre valores importantes, ello puede implicar decisiones difíciles; sin embargo, se debe buscar la manera de armonizar la unidad con la diversidad, el ejercicio de la libertad con el bien común; los objetivos de corto plazo con las metas a largo plazo. Todo masón tiene un rol importante que cumplir, a través de su ejemplo debe tratar de influenciar dentro del ambiente en que se mueve, ya sea éstas las artes, las ciencias, las religiones, las instituciones educativas, las organizaciones políticas o los gobiernos, llamando a estos a ofrecer un liderazgo humanitario y creativo en pos del bien común.

Es importante tener siempre presente que el principio del ser humano consiste en aceptar que él dirige su vida y por ende su propio destino.

 
Que nuestros pasos por esta senda, sea un tiempo que se recuerde como el despertar de una nueva reverencia ante la vida, por la firme resolución de alcanzar la verdadera libertad del ser humano y por acelerar la lucha por la justicia y la paz y por una alegre celebración de la vida en fraternidad.

ESTE  CAMINO QUE ES  LA MASONERÍA, ES MUCHAS COSAS, PERO POR ENCIMA DE TODO, ES UN FORMA DE VIDA.   EVIDENTEMENTE, PARA CONOCERLA, HAY QUE VIVIRLA.

Es mi palabra

Q:.H:. Rosita Preminger

(Decora el Oriente Eterno)

Tags: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *